buy unique gifts at Zazzle

Tuesday, 11 May 2010

El poder del creer

Una de las armas más eficaces con las que cuenta la elite, es la capacidad de ingenuidad del mismo ser humano.


La gran mayoría de los seres humanos somos creyentes a cualquier cantidad de cosas, como: hadas, brujas, ovnis, fantasmas, monstruos, santa claus, el coco, vampiros, etc., aunque sin lugar a dudas la más influyente y destructiva de todas es la RELIGION.

Como la mayoría sabrán, la religión (la que sea) elimina por completo las libertades de sus adeptos, todos se deben someter a ciertas reglas, normas de conducta, de vida, económicas, etc., solo la religión católica (en los últimos 30 años) se ha relajado un poco y la gente precisamente por esa razón es por la que ingresa a esta religión, ya que el católico prácticamente es libre de hacer o no hacer, solo pagara cuentas al morir.

Últimamente se ha dejado llegar una serie de noticias sobre la pedofilia y otros abusos sexuales de sacerdotes, aunque eso es otra cosa que menciono para que entre a debate ya que mas que otra cosa parece una técnica de la elite para ir debilitando la confianza sobre esta religión que tiene la gente, y así dejarlos sin ese apoyo moral que necesita el borrego de a pie para sentirse bien consigo mismo, pero bueno eso es otra historia que quisiera que se tratara en los comentarios.

Pero aun así, la religión católica cuenta con alto margen de credibilidad, la gente cree ciegamente lo que predica el párroco en turno, sin cuestionar lo que se dice en las misas.

Je, je, bueno ya me estoy yendo mucho por el lado católico o religioso y esa no era mi intención, mas que nada quiero hacer hincapié en la necesidad del ser humano de creer en algo o en alguien, llámese Dios, Jehová, Jesús, Alá, Buda o el ratón miguelito y la forma como la elite conoce a la perfección esta necesidad y como la explota manteniendo en la ignorancia a la masa borreguil.



Desde la antigüedad, el mismo ser humano se ha inventado toda clase de dioses y creencias fantásticas para supuestamente dar una explicación a los hechos naturales, ya saben, dioses de la lluvia, de la fertilidad, del la luna, el sol, etc., además de inventar toda clase de historias fantásticas de cómo la luna se come al sol en los eclipses, etc.

Estas explicaciones en forma de dioses y de fabulas también encierran una enseñanza o modo de vida para el que se enseña, por ejemplo, inventan fulano dios, por ejemplo del agua y se crean también toda una cantidad fastuosa y complicada de rituales para complacer y/o venerar a ese dios, con lo cual convierten a los borregos en turno en esclavos del dios señalado y el borrego no hará nada en contra de el ritual, ya que se le enseña a creer en que si no lo hace, el dios lo dañara de forma mortal.

Desgraciadamente en la actualidad con toda la tecnología y adelantos médicos y científicos, la masa obejil se mueve igual que hace miles de años, movida por sus creencias, por sus temores mas instintivos y siendo magistralmente manipulada por la elite.