buy unique gifts at Zazzle

Wednesday, 30 December 2009

El “agnatio” romano y la elite


Éste post nace en auto respuesta a mi propia pregunta realizada 2 post atrás:


“Yo me pregunto… quién estará mejor adaptado para sobrevivir… el que nace oveja y logra despertarse, o el que nace como hijo de la elite y es educado y formado para ser pastor…”

¿Quién tendrá una visión más clara de la realidad, y por ende, el que podrá sacar más provecho a su cerebro racional? ¿el autodidacta, que con esfuerzo, y paciencia, va recaudando información poco a poco, para ver distintos puntos de vista constantemente para enfrentarlos en su mente y en los hechos para extraer la verdad y sacar el suyo propio?, ¿o el que fue educado con cierto número de autores, y por ende no ve más allá de lo que esos autores pensaron por él?

¿Sería correcto estas afirmaciones si la llevamos al plano oveja despierta / elite formada de nacimiento?



He llegado a la conclusión que la verdadera elite, no pasa de generación en generación de padre a hijo, sólo la elite “común”, que vemos en la TV hace eso.


Esto en realidad no lo sé con exactitud. Pero llego a esta conclusión, como consecuencia de razonar, por mi propia pregunta.

Si un despierto autodidacta, puede exprimir el jugo de su cerebro mucho más y mejor que un “educado”, por el ¿simple? esfuerzo de buscar en todos lados para extraer la verdad, en vez de tener una cierta cantidad de información a la cual ajustarse como creemos hace la elite, con sus hijos.

Los verdaderos puestos detrás del trono, serían para personas que han llegado a merecerlo. Y no para puestos “familiares” como hijos, sobrinos etc.

Solamente a quienes han ido más allá del simple echo de leerse “los libros” de rigor. Y por ende, eso no puede ajustarse a la relación “padre-hijo”, (porque todos sabemos que no todos los hijos son capaces de hacer ni pensar como sus padres por más educación fabulosa que reciban)

Así y todo, si las familias de la elite que más o menos conocemos (Rockefeller, Morgan etc.) no todos sus hijos o parientes son la elite, porque no todos ellos llegan a iluminarse con la información que ellos mismos dan a conocer. Ellos van avanzando en las escalas para ser “la verdadera” elite y no una elite más común y corriente.

Obviamente que es más fácil llegar a ser verdadero elite naciendo en el ceno de la familia Rockefeller que en una familia “Pérez” o “González” etc. ya que los libros que los Rockefeller leen no son los mismos que los de los “Pérez”

Por ello, muchas veces falta “personal” en esas propias familias, para llevar el cetro de elite, porque no hay ningún “heredero” que haya despertado su mente para llegar a ser de la elite dominante, en cambio, puede aparecer otro ser en una familia ajena, que si haya llegado a ese estado de iluminación buscada.

En la antigua roma, existía algo llamado “agnatio” que era una adopción civil.

http://www.scribd.com/doc/1444673/Diccionario-de-Derecho-Romano

Pero no en el término que creemos hoy día, de adoptar a un niño para criarlo nosotros. Sino que se adoptaba a una persona adulta, a la que veíamos atributos excelentes, que deseábamos fueran incluidos en nuestra familia, e incluso podíamos nombrarlo heredero a él y no a uno de nuestros hijos. (Uno no siempre tiene los hijos que quisiera y esta era la solución romana a esa cuestión.)

Por eso el ser hijo de un Rockefeller no te convierte en una verdadera elite, al contrario, te convierte en un acomodado y nada más. Los cetros son para los autodidactas, para los despiertos en todo sentido de la palabra, que al igual que nosotros tomamos en nuestras propias manos, la responsabilidad de autoeducarnos y autoformarnos, porque la verdad está allí para el que verdaderamente la busque. Porque el camino más difícil, sin atajos, es incluso válido para ellos, que tienen todo el poder, porque incluso, ese poder es un peligro para ellos mismos, ya que como el poder corrompe, no pueden darle el cetro a cualquiera porque tenga un apellido Rockefeller, sino a alguien que realmente lo merezca.

Como conclusión, los que han despertado de su borreguez, y los que despertaron de su “elite común y corriente” son los verdaderos que están más adaptados a la supervivencia, ya que son los que forman el verdadero ente pensante y dominante del planeta. Sólo queda ver, que una vez llegado a ese plano de conciencia, aceptar, que como todo ser que está en el tope de la pirámide, haga lo que por naturaleza tenga que hacer, para mantener a la colmena funcionando. Depredar

Vuelvo a citarme, de un comentario dos posts anterior a este, para que veáis que el que esté en la verdadera cúspide, es el que no solo llega a comprender y utilizar las leyes naturales, sino también el que no se le mueve un pelo, por tomar decisiones amorales, en beneficio de la mayoría.


“Pongamos un ejemplo a escala reducida, como puede ser una isla desierta.
En un barco que naufraga, 100 personas se salvan y llegan a una isla desabitada.
Pero aquí está el problema, la isla con sus recursos de alimento, madera, agua potable, etc. sólo puede albergar cómodamente a 25, y muy incómodamente a 50.
Entre las cien personas todas tienen actividades distintas, hay un cura, un abogado, un escritor, un electricista, un cocinero, una prostituta, un presentador de TV, una ama de casa, una astronauta, un agricultor y así (ustedes imaginen el resto). También por ende hay ricos, que en realidad no saben hacer ni puta. O sea siempre han vivido del resto y no tienen nada que aportar, y aquí el dinero y el oro no sirven, porque saben que quizás nunca los van a rescatar.

Según la escala de valores de cada uno de los que lean estas palabras quién es el que tendría que sacrificarse (o ser sacrificado) para que el resto viva.
Y eso amigos míos, recae en los pensadores racionales como nosotros, que también están en el grupo, vestidos de distintas disciplinas.

Nietzsche pensaba que hay dos clases de hombres: los señores y los esclavos, que han dado distinto sentido a la moral. Para los señores, el binomio «bien-mal» equivale a «noble-despreciable». Desprecian como malo todo aquello que es fruto de la cobardía, el temor, la compasión, todo lo que es débil y disminuye el impulso vital. Aprecian como bueno, en cambio, todo lo superior y altivo, fuerte y dominador. La moral de los señores se basa en la fe en sí mismos, el orgullo propio.

Por el contrario, la moral de los esclavos nace de los oprimidos y débiles, y comienza por condenar los valores y las cualidades de los poderosos. Una vez denigrado el poderío, el dominio, la gloria de los señores, el esclavo procede a decretar como «buenas» las cualidades de los débiles: la compasión, el servicio —propios del cristianismo—, la paciencia, la humildad. Los esclavos inventan una moral que haga más llevadera su condición de esclavos. Como tienen que obedecer a los señores, los esclavos dicen que la obediencia es buena y que el orgullo es malo. Como los esclavos son débiles promueven valores como la mansedumbre y la misericordia. Critican el egoísmo y la fuerza.

Así como hay distintos tipos de hombres según Nietzsche, yo digo que también hay distintos tipo de pensadores, los pensadores dominantes y los pensadores dominados.
Los dominantes son los que razonan sin moral de por medio, ellos dominan porque no tienen límites a sus pensamientos. En cambio, el pensador dominado, como la palabra lo dice, están dominados por esa moral, que los retiene y les impide ver más allá de esa moral.

Volviendo al ejemplo de la isla, los pensadores dominados, no querrán tomar el problema con las manos, ya que rompe toda moral. Y dejarán que sean otros los que tomen las decisiones, murmurando a regañadientes lo desalmados que son.
En cambio, los pensadores dominantes, tomarán esa decisión, se plantearán que actividades pueden ser de utilidad en la isla, y cuales no. Y de las que no, que tipo de gente es, y si puede servir de otra cosa, para luego hacer un tipo de filtro, con el cual plantear la supervivencia de todos los más aptos para la supervivencia de la mayoría. Luego de tomadas las pautas, la llevarían a la práctica.

Cada uno ha de plantearse, que clase de pensador es, y en el caso de tener que tomar decisiones que van en contra de la moral de cada uno, si somos capaces de tomarla con la mano, o cederla para que sea el otro el que decida por uno.”


El poder de manejar todos los hilos, no es algo fácil, pero como la vieja frase dice:

“Es un trabajo sucio… Pero alguien tiene que hacerlo”

No puede ser mejor para graficar esto.

Tuesday, 29 December 2009

RECHACE LAS IMITACIONES


A menudo me he planteado que si bien parece haber tantas leyes naturales que limitan al ser humano, y se usan habitualmente para oprimirlo, de acuerdo a mecanismos que no podemos alterar, bien podría haber una forma de hacer trabajar esos mecanismos en beneficio de la Humanidad, sin necesidad de forzar nada, puesto que eso siempre genera un efecto de rebote en sentido opuesto.

No pretendo negar que el egoísmo es una característica definitoria de este Universo y del ser humano, seguramente la principal, o que la depredación esté a la orden del día, sino que ese egoísmo se expresa -se manifiesta- de más de una manera en la Naturaleza:

Existe el gregarismo cuando uno solo, por muy depredador que sea, no puede lograr sus objetivos por separado.
Existe la simbiosis cuando destruir al otro para tomar lo que tiene, o privarle de recursos es menos productivo que mantenerlo como está y relacionarse/pactar con él; incluso podría ser contraproducente no ser simbiótico.
Existe el comensalismo y el neutralismo, cuando depredar por depredar es una gasto inútil de esfuerzos sin recompensa clara; el respeto a formas de vida que cumplen su función en otro nivel es una forma de dejar trabajar a la Naturaleza, y así nace el respeto. Lo que no tolera la Naturaleza es el abuso del respeto por los débiles que pretenden vivir a su costa, porque es generosa pero no derrochadora.
También es verdad que existe el parasitismo, a través del cual se transmiten enfermedades y dolencias. Se podría argumentar que los parásitos cumplen su funciòn en otro nivel, y de hecho proliferan en determinadas circunstancias, e incluso tienen sus depredadores y parásitos. Nada es casual o porque sí.

Intento aclarar que la cooperación es una estrategia válida incluso desde un punto de vista egoista, o como una forma de egoísmo compartida e interesada, pero también imprescindible aun siendo ciega. Cada ser humano es en gran medida como cualquier otro, como los componentes de un organismo o sus células, actuando individualmente según su función, contribuyendo a la salud del organismo como un todo, no a su destrucción, al menos cuando lo hacen trabajando en conexión entre sí y de acuerdo a su naturaleza. Se puede argumentar que un organismo es como una dictadura en que cada célula es inconsciente, y recibe todo lo necesario a cambio de su libertad para irse; sin embargo esa es la otra cara de una misma moneda, pues tiene toda la información necesaria para el organismo, y cada una es necesaria, o no existiría, luego debe actuar según lo que es y sólo lo que es para sobrevivir. Lo contrario es una bacteria, libre y parásita, o recicladora de desechos, o cualquiera que sea su lugar en el todo, puesto que se limita a adaptarse a las posibilidades facilitadas por el entorno, en incluso ella es un organismo con partes, formando parte de un conjunto interconectado ¿creen las hormigas que actúan por su cuenta libremente, o son conscientes de estar organizadas a un nivel superior?. Lo más destacable en este esquema de cosas es ver que la evolución ha dado en asociar células o unidades que logran juntas algo infinitamente superior a cuanto los seres unicelulares alcanzan por separado; incluso se desprende que la Naturaleza asocia lo simple en lo complejo para metas mayores ¿cómo si no explicar que los átomos parezcan asociarse "solos" para generar estructuras orgánicas vivas? Todo puede contribuir, siempre que cada cual actúe según lo que verdaderamente es.

Como se ha dicho en los comentarios de un hilo anterior, la Naturaleza tiende al equilibrio, por eso acorta la vida de los que comenten excesos, o enferma el cuerpo como primer aviso, y lo mata si insiste en su conducta, para que se descomponga y los componentes puedan reorganizarse. Expongo una analogía en la que, a diferencia del organismo, las "células" pueden ser conscientes de su lugar e influir sobre el control del organismo para que no cometa "excesos". Sigo creyendo en ello, en lograr un equilibrio de acuerdo a los mecanismos naturales, mediante principios que parecen ideales, o se nos hace creer que lo son, cuando se trata de verdades crudas. Citemos algunos:

-La miseria de uno es la miseria de todos. Desde luego, ya sea material o espiritual; la pobreza que obliga a trabajar a muchos niños en Asia se convierte rápidamente en puestos de trabajo perdidos aquí debido a la "deslocalización", efecto boomerang provocado por los objetivos financieros empresariales, y nuestro consentimiento cuando compramos a precios irrisorios para compensar lo que dejamos de percibir por otra parte. Otro ejemplo análogo son las guerras mundiales, que fueron consecuencia de devolver a Europa lo que jamás se dejó de hacer y se llevaba practicando décadas, de hecho siglos, fuera de ella. El equilibrio se restablece solo, o por la fuerza.

-La propiedad es un robo. Al menos necesita de uno para conseguirla, por parte del comprador, o a este; cuántos magnates de oscuros orígenes nos podrían ilustrar al respecto, pero cuando el robo es a plena luz del día y ante las narices del pardillo, preferiblemente con su consentimiento, lo llaman timo, o truco, o bien se inventan algún eufemismo para que ni siquiera entonces lo parezca, como "hipoteca".

-A cada uno según sus necesidades y de cada uno según sus capacidades. Lo hemos visto en este blog antes: el balance final de lo que se quiere aportar y recibir es responsabilidad de cada uno, y más arriba vemos lo que pasa cuando nos lo saltamos, que se rompe el equilibrio y lo pagamos "enfermando" el organismo colectivo. Suele ser la consecuencia de querer aparentar lo que no se es, o de no entender la utilidad natural de la depredación y la lucha como mecanismos de supervivencia, control y equilibrio del todo, así como la variedad de relaciones entre individuos.

-El conocimiento es de todos. Más de lo que podríamos pensar, no sólo el derecho a su acceso sino su autoría, pues se crea entre todos y es tanto mayor cuantos más participan; cuando se restringe la circulación de ideas (y no solamente por vía represiva), el grado de conocimiento del conjunto se resiente, se deteriora; de modo opuesto, la velocidad a la que se avanza en cualquier disciplina científica o técnica se puede medir por el número de mentes lúcidas que trabajan en ella, y a menudo se desprecian los saberes más prosaicos que dan a luz, por refinamiento posterior, brillantes invenciones o descubrimientos; se esconde la obra colectiva magnificando la figura del inventor solitario y genial: Leonardo, Newton, Tesla... Sin pretender disminuir sus méritos, hemos de reconocer que nos bombardean con esos nombres, pero no nos dicen nada de la gente que trabajaba previamente en los mismos problemas y al mismo tiempo, aportando algo de lo que acabó siendo el resultado final, creando incluso soluciones alternativas posteriormente ignoradas, no por la Élite, que puede rescatarlas mucho tiempo después.

La Élite sabe todo esto, de ahí que fomente un mecanismo tal cuando le interesa adquirir poder real a través de las invenciones, mientras se dan vueltas en círculos durante siglos en temas de conocimiento social y humano (que no necesita incrementar). Del mismo modo, cuando no interesa, adultera el mecanismo por la vía de la masificación, o de la industrialización de la enseñanza usando por ejemplo el concepto de "productividad" de las instituciones evaluándola por el número de titulados, o en el mejor de los casos su calificación en exámenes oficiales, y no por sus logros individuales posteriores, aplicados a la teoría o la práctica (por sus frutos los conoceréis).

A propósito de este índice numérico: uno debería tomar el número de titulados en cada carrera que han creado algo nuevo en su campo, lo que sea, método, máquina, sustancia, aplicación, nuevo o mejorado, más efectivo, mejor utilizado, y dividirlo por el número total de titulados en los mismos estudios. Nos llevaríamos una sorpresa mayúscula en términos de rendimiento; una sorpresa que nos dice mucho, pues el mundo profesional está lleno de gente que aparenta lo que no es, y dedica gran cantidad de tiempo y esfuerzo para disimularlo, intentando incluso convencerse a sí mismos de que no son realmente unos zoquetes funcionales. Es lo que genera una sociedad de grandes escritores de ficción "rellenadores de páginas", y muy pocos creadores científicos, técnicos ¿Le va bien esto a la Élite? Desde luego, pues crea "colaboradores" que no tengan verdadero criterio para oponerse a ideas que parecen surgir de la nada, y al mismo tiempo saboteen a los verdaderos profesionales saturándolos con tareas realmente útiles que ellos mismos son incapaces de hacer (en el mejor de los casos), mientras se dedican a lo único que pueden entender y, de hecho, se ven abocados a hacer para sobrevivir (porque esa ley natural sí la tienen clara): preocuparse del margen económico y financiero anual, del número y no del cómo, por lo que se convierten en gente coaccionada y comprada; pienso sinceramente que no se compra a la gente porque haya pobreza, sino que hay pobreza (no sólo monetaria) para poder comprar a la gente. Pensemos: la mediocridad debilita al individuo.

Esta gente pertenece a todos los campos: políticos, empresarios, técnicos y científicos, abogados... lo que queráis. Si hablo como un experto, me comporto como un experto, tengo las mismas actitudes orgullosas de un genio, visto y vivo como uno de ellos, luego soy uno, así de fácil. Un ejemplo de libro son los políticos: los socialistas adoptan la actitud del progre cercano al ciudadano medio con todas sus contradicciones, mientras los populares adoptan la pose del dominador de la situación que se toma las cosas en serio, del triunfador; en caso de duda (los días posteriores al 11-M son ilustrativos) envárese, ponga cara de mala leche, hable con tono grave y despacio, dé confianza en que todo está controlado... y espere que pase la tormenta; lo malo es que si no pasa, se les transparenta la agresividad del desesperado que no tiene respuestas.
El sistema en su conjunto crea mediante la masificación mencionada antes, y la industrialización del conocimiento, arrojar a millones a la mediocridad, colocándolos donde ellos creen que deben estar, para ser allí manipulados, y no donde su naturaleza los había destinado para sentirse plenamente vivos.

Igual ocurre con los que consideramos triunfadores, que dan un pelotazo y se creen magnates, o "de clase media-alta". A estos sólo se les puede decir dos cosas:

1) no puedes perder la humildad porque nunca sabes cuando la vas a volver a necesitar.
2) las grandes fortunas no se amasan o conservan en tiempos de bonanza, sino de crisis.

Toda esa gente que actúa como si fueran la Élite del mundo -haciéndoles el juego y, sobre todo, ocultándolos involuntariamente-, sólo logró empezar a entenderlos cuando les di un nombre: IMITADORES.

Uno de los pocos comerciales serios que he conocido afirmaba que en su profesión (podría ser cualquiera) nadie en todo el mundo tenía una idea realmente clara de cómo resolver los problemas, y que si no se hundía completamente era porque parecía haber una inteligencia superior sosteniendo toda esa estructura virtual. Otra vez el Espíritu Santo, la dejadez de responsabilidad en la espera de que las dificultades se arreglen solas, para no reconocer que si no te preocupas de lo tuyo, está claro que lo hará otro... en su propio provecho, y por ello le interesa que tú no lo hagas.

Quiero ilustrar lo que digo sobre los IMITADORES comentando una película poco conocida: "The Prestige" o "El truco final", con un secundario Michael Caine muy acertado, y ciertas señales que me llaman la atención. Al menos esta es una lectura posible.

Es la historia de dos magos famosos en la Inglaterra victoriana, obsesionados con la fama y la rivalidad entre ellos, persiguiéndose mutuamente para descubrir cómo lo hace el otro. Si alguien no la conoce y tiene interés en verla, que se salte estos párrafos y el video que expongo a continuación:

http://www.youtube.com/watch?v=hx3vQOyYjCU

Podemos ver que sus vidas giran en torno al alcance de las mentiras que producen, inocuas para el espectador en principio, que lo entretienen mientras se preguntan cómo pudo el mago hacerlo, cuando en realidad era tan simple como usar un artilugio mecánico, o un doble, y se ven arrastrados por el mantenimiento del secreto, que pagan a un precio altísimo en forma de sacrificios personales intolerables, dispendios espectaculares, o recurriendo a fuerzas extremas de la ciencia, como la proporcionada por Tesla, quien nos habla de la Élite.

Quizás en el vídeo no se ve bien, pero la máquina que realmente procura la transportación está guardada en una caja en forma de pirámide truncada. Sólo falta la etiqueta: "con permiso de la Élite", y siempre a algún precio demasiado alto para el imitador-prestidigitador, como es el ahogo de su replicante, es decir, de una parte de si mismo. El otro mago y su hermano pierden sendos amores de su vida y dos dedos de una mano, para poder mantener creíble su mentira ¿alguien recuerda el post sobre "Dune", el vídeo de la caja y lo que hace un animal atrapado en un cepo?

El truco siempre existe, y sólo los buenos observadores que no han sido prejuiciados o despistados por el entorno instructor pueden verlo, los demás sólo lo intuimos preguntándonos qué se nos escapa. Cuando vi en la MTV la biografía de Trump, quedé impresionado hasta que mencionaron que los primeros y aún principales negocios que tiene son: la inmobiliaria en Manhattan y los casinos en las Vegas, sin explicar de dónde salieron. Berlusconi era cantante en cruceros de vacaciones hasta que de un día para otro montó un emporio; tuvieran el talento que tuvieran, hay truco, y sinceramente también me da igual cuál sea, porque existe con independencia de las capacidades empresariales de estos dos. "...el mundo es despiadadamente real."

Hay gente que va por la vida de triunfadora y nos deslumbra, pero nada es gratis, ni es cierto el mito del talento y el trabajo duro, sólo el sacrificio y lo que estés dispuesto a dar a cambio de lo que ansías. No importa si consigues una posición o no, lo que importa es lo que te sacan mientras inviertes tiempo y te sacrificas en conseguirla, con "esa mirada atónita" en la cara.
Visto así, parecería que el trabajo es una carga insufrible y la prosperidad una mentira. Realmente, no es así: uno debe hacer aquello que le motiva, satisfacer su curiosidad y desarrollar todas las facetas de su ser, disfrutando del tiempo que pase haciéndolo, porque es su tiempo, y si nos damos cuenta, a cada cual le pertenece aquello que haga mientras lo hace. La alienación del trabajo existe para alejarnos de esa verdad, a pesar de que parece que es contraproducente para el sistema. Se podría decir que el amor es la respuesta: al trabajo bien hecho, a la familia, a los seres más cercanos, al lugar en que vives; esto lo he sacado del discurso con el que Hitler reclutó a Speer en 1931, claro que olvidó mencionar que ese amor suyo incluía matar a más de 50 millones de personas, y arrasar un continente y medio, pero son las cosas que tiene el mentir con la verdad.

Cuando uno es niño y se pregunta cómo lo hacen los bancos para construir semejantes edificios a base de guardar el dinero de la gente, no piensa que hay truco, lo mismo después cuando crece. Cuando se pregunta qué hacer cuando falta dinero, lo primero que dice es: imprimir más billetes. Lo aterrador es que los bancos usan el mismo pueril truco, pero como no tienen la fábrica de Moneda y Timbre a su disposición, ni les interesa una inflación demasiado evidente, se inventan el coeficiente de caja, y así imprimen billetes virtuales en sus libretas para poder, encima, venderlos con interés bancario, a ser posible a un estado, porque las empresas colectivas, aun las más absurdas, tienen mayor garantía de éxito si son colectivas; sin embargo, sigue siendo un truco tan simple y fácil que nadie cae en él.

Desde el punto de vista de la Élite, esto tenía sentido en la Era Moderna, adelantando a los aventureros dinero simbólico que se convertiría en riqueza real mediante el saqueo del mundo por colonizar; en cambio, hoy en día el mundo agotado no puede finiquitar el sistema imperial, aún de facto vigente por lo aquí expuesto, sin abolir el sistema bancario tal y como lo conocemos.

La frase final de la película es reveladora: "...lo que queréis, es que os engañen."

Efectivamente, el lado femenino ataca de nuevo: "¿que si puedo resolver un problema que ni usted conoce bien, ni yo sé cómo se puede atacar? Por supuesto que sí, dice el imitador de experto. Le aplicaré la solución borreguil de siempre, que aplico en todo y no me atrevo a modificar, y ya usaremos la retórica para maquillar lo que falte". Esto ocurre en entornos empresariales mayoritariamente integrados por hombres, curiosamente.
Los demás, queremos que nos fascinen con la vida de los ricos y famosos, o cualquier otra bagatela vital, o bien obtener dinero fácil, o hacerse rico comprando pisitos. Soñar con el éxito espectacular, casi mágico de los triunfadores, de los que hablan como si fueran sabios, confiar en la salvación que ofrece la medicina o la ciencia. Sí, queremos que alguien domine la situación por nosotros, así nos educan; y poder quejarnos amargamente cuando tomamos responsabilidades por nosotros mismos, a pesar de que no deberíamos ni dudar en hacerlo.

Lo mismo aplica en la conspiranoia: de ahí la utilidad de ciertos personajillos, que nos digan lo que tenemos que considerar cierto o falso para calmar una inquietud instintiva hacia la realidad que nos rodea, y poder culpar a alguien, en este caso las élites, no a nuestra parte de responsabilidad. Es el análisis personal del entorno y de uno mismo aquello que da una pista de la conspiración, el deseo de que las cosas funcionen como si no nos dirigiera nadie y no existiera la Élite, hasta que los sinsentidos y contradicciones saltan, no solamente la información en unos documentales que circulen por ahí.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La primera conspiración de todas, la principal y más peligrosa la perpetramos nosotros aceptando nuestras propias mentiras, nuestras propias trampas y trucos baratos, ignorando deliberadamente lo que no queremos ver, como si así pudiéramos engañar a alguien. En estas condiciones es perfectamente posible tolerar mentiras mayores, secretamente compartidas por los cómplices-imitadores.

¿Hasta dónde llega entonces el engaño? Por la ley del mínimo esfuerzo, justo un poco más allá de donde la mayoría es capaz de comprenderlo. No creo que haya toda una realidad paralela donde estemos encarcelados, sino más bien siempre la misma, configurada por nuestra capacidad de descifrarla, de suerte que lo que creemos que es posible o no determina lo que nos pasa. La Élite encripta el conocimiento de la realidad para quien sea capaz de entenderla, porque sabe que la mayoría tiende a entender mal o de forma incompleta hasta lo más sencillo; es más rentable mezclar mentiras y verdades para crear confusión y no poder rechazarlo todo de plano que crear toda una realidad paralela. Ellos ya se entienden y navegan por el mundo; el resto, sólo navegamos.

La conclusión final es que el mejor antídoto contra el engaño (y poder fluir según leyes naturales mutuamente beneficiosas) es ser auténtico, sin más. Reconocer los propios impulsos y sentimientos es una forma de evitar ser manipulado por ellos, pues admitir las limitaciones y la ignorancia es el camino para vencerlas; comprometerse completamente con algo es la mejor manera de no traicionarlo, ni tener que aparentar lo que no se es; y si no se es capaz, no te quedes a medias, porque vivir a medias no es vivir, es una existencia mediocre y sin vigor. Pero mientras uno busca, en el marasmo de la confusión, como decía Ortega y Gasset, el que se siente náufrago es el que verdaderamente pisa tierra firme, porque sabiendo que no hay nada seguro, lucha por hallar un camino y no es ya miembro de la masa.

Tuesday, 22 December 2009

Estar más Comunicados, nos Incomunica Mentalmente


Recuerdo que hace varios años, una de las primeras publicidades, que trataban de lavar el cerebro de las masas de ovejas, para imponer una necesidad casi a la fuerza. (disculpen no poder insertar un enlace para que puedan verlo, ya que no encontré esta publicidad en ningún lugar)

La publicidad era totalmente carente de dialogo (si mal no recuerdo), salvo la música de fondo, todo era para ser interpretado subjetivamente.

Dos mujeres adolescentes, a la salida nocturna de la discoteca, inocentemente vestidas “para matar”, llaman a su padre para que las busque, porque no hay taxis a la vista. En la vereda del frente, dos hombres con cara de violadores y asesinos seriales, miran con apetito a las indefensas ovejitas. El padre que se encontraba durmiendo junto a su mujer, se levanta presuroso y va en pijamas a buscarlas en el auto.
La publicidad termina en el final feliz, cuando los viles hombres se prestan a cruzar la calle, para hacer vaya a saber que cosa a las inocentes borreguitas, y el auto del padre estaciona en el medio y las salva, todo gracias al celular.

En esa época, la economía del hogar, repercutía mayoritariamente en el padre de familia, ya que el trabajo de la madre era más de ama de casa que el que es hoy día que pocas se pueden dar ese lujo (por lo menos en el país que vivo). La publicidad daba un excelente golpe bajo a uno de los mayores miedos de ser padre: que le pase algo a una de tus hijas, cuando no estás allí para protegerla.
.
La venta de celulares para adolescentes y con el tiempo para niños, se disparó a puntos insospechados gracias a esta publicidad, y produciendo lo que las elites venían queriendo desde hace ya tiempo. Que cada persona, ya sea niño, adolescente, adulto o anciano, tuviera un aparato celular en su poder.

Hoy en día no es raro, que padres borregos, en vez de regalar muñecas a las niñas, y autitos para los niños, les regale un celular, con todo lo que ello significa, para el crecimiento intelectual de sus hijos.

Pero como todo, la realidad es esta:

La siguiente historia es ficticia, pero quizás alguno se sienta identificado con alguno de los personajes… (Si alguno, no se siente para nada reflejado en esta anécdota, o nunca le pasó, conversando con un borrego, tiene muchísima suerte)



Dos amigos (los mejores desde la infancia), luego de bastantes años sin verse, se ponen de acuerdo, en tomar un café para ponerse al día, y volver a disfrutar de su mutua compañía.
Luego de los abrazos y los “¿como estás?, se sientan y mientras comienzan a platicar, piden un café.

- ¡Cuéntame que es de tu vida!
- Bien amigo mío, estoy estudiando de nuevo
- Felicitaciones, me aleg… BIP BIP!!!!......BIP BIP!!!
- Disculpa es mi celular…
¿Aló? A si que tal….

La conversación se estira unos dos minutos, hasta que al final corta la llamada.

¿Disculpa, era un amigo, que me decías?
No importa, te decía que estoy estudiando de nuevo, y me estoy por casar…
¡¡Increíble!! ¿Te casas, felicitaciones y quien es la afortunada?
- Te acuerdas de nuestra vecina María la del octavo pi….. BIP!!! BIP!!!
- espera un minuto por favor… Aló Victorio!! Si ya tengo lo tuyo, no te preocupes, mañana lo llevo, si ahora……

Esta vez la conversación por teléfono, dura un poco más que la anterior, y lo que era una reunión entre dos amigos, se convirtió poco a poco, en un foro, con gente, que nunca fue invitada.

Los amigos, estuvieron menos de dos horas reunidos y resumieron sus vidas a esas dos horas, pero si restamos el tiempo que tomaron las interrupciones de las más de 5 o 6 llamadas por teléfono, 8 mensajes de texto, y una alarma, redujo a poco menos de una hora, (que en realidad no fue muy provechosa, ya que cada vez que el celular sonaba, interrumpía y producía que el clima tan ameno del principio se rompiera, y el hilo de la conversación se perdiera varias veces.)

Nota: El individuo nunca apagó el celular. Porque no puede estar desconectado. Ya es un vicio... no lo apaga en el cine, ¿y creéis que lo apagará por su amigo? NO.

Incluso pueden observar a unas lindas amigas, que se ponen de acuerdo por teléfono para verse ese mismo día, para hablar de sus cosas, pero entre los planes y el cotilleo, que da la facilidad de apretar un botón y hablar con quien uno quiera, no se dan cuenta, que pasaron hablando por teléfono cerca de una hora y media, para que luego caer en la cuenta que cuando horas más tarde, al fin logran reunirse, ya se dijeron todo.

O el muchacho, que tiene 2.567 amigos en Facebook, y vive creyendo que eso es real, y sintiéndose bien por el echo de tener más amigos, que su primo que sólo tiene la “irrisoria” cantidad de 1.234. Al mismo tiempo, realiza sin cansancio uno y cada uno de los test que en Facebook figuran, que van divulgando toda su vida, forma de ser y sus gustos, para que todo el mundo vea, incluso personas que utilizarán esa información, para poder depredarlo mejor en el futuro.

Los ejemplos son miles.

Todos hemos estudiado desde niños los pasos para que se de la comunicación, siempre nos enseñaron básicamente esto: (ver grafico)



Pero lo que nunca nos dijeron, es que la comunicación sólo es importante y productiva, solo cuando existe el proceso de pensar antes de hablar, ya que eso es más importante que todo lo demás.



Como he comentado anteriormente, las nostálgicas cartas escritas a mano, con todo el “amor” (por decirlo de una manera) fueron asesinadas por los mensajes de texto de hoy.
El valor de la conversación de calidad, es cada día más y más vilipendiada, por la conversación fácil y sin relevancia, que la rapidez y el exceso de comunicación atrae.

Más rapidez y exceso de comunicación = menos pensamiento
Menos pensamiento = más estupidización
Mas estupidización = Menos problemas para la elite


Todo es parte del mismo plan, mantener estúpida a la masa borrega.

Las elites saben que la oveja, cuando le das libertad, siempre va a tratar de transformarla en libertinaje, porque esa es la naturaleza borrega.

Lo repito por las dudas que no haya quedado claro: Dale a un borrego libertad, y este la transformará en libertinaje, porque el borrego, es egoísta por naturaleza.

Eso es lo que realmente les importa a las elites, un mundo unido en la estupidización, para que incluso los que no quieran ser estúpidos, sean discriminados, por no serlo, para que en su soledad, ansíen en el fondo, volver al rebaño.

La comunicación en demasía, la comunicación “porque si”, la comunicación “rápida y extremadamente fácil” debilita al mismo espíritu del hombre, porque cuando dejamos de darle a la comunicación, el verdadero valor que realmente tiene que tener (un valor ALTÍSIMO) lo intercambiamos por lo que podríamos decir, como ejemplo, intercambiamos agua cristalina, por la negra coca cola.

Por las dudas, por si perdí a alguno en el camino, aclaro:

La comunicación es buena, la comunicación es una de las cosas junto con el dedo pulgar, el cerebro, etc. que nos ha hecho tan poderosos como especie. Pero sólo la comunicación racional, y que ha tenido por parte de cada una de las partes, un tiempo de meditación y elaboración mental, para responder. Nunca hubiéramos llegado tan lejos como hoy día, si en vez de hablar después de pensar hubiéramos hablado antes de pensar.

A mayor comunicación menor valor a lo que se dice.

En el sistema del futuro, la privacidad cada vez es más y más patrimonio de todos y no algo individual como derecho a cada ser humano, el sistema dicta hoy día, que hasta en el WC tengas que estar atento al teléfono celular.

Tan poco vale ya la privacidad, que somos filmados constantemente, y no solo eso, también nos pueden rastrear y comunicarse con nosotros vayamos donde vayamos, y la mayor locura de todo esto, es que a todo el rebaño le parece correcto.

¿Qué nos dictará el sistema en el futuro, si va todo tan y tan rápido? ¿Tendremos tiempo de pensar en el futuro? Al ritmo que vamos, lo más probable sea que no, por eso pienso, que las ovejas que despierten, lo harán cada vez menos y menos en el futuro, porque nunca tendrán tiempo de hacerlo, porque para despertar, hace falta tiempo, y es justamente eso lo que cada vez, tenemos menos.

Para pensar y razonar, hace falta tiempo.

Tuesday, 15 December 2009

El futuro es para la oveja femenina

Quiero comenzar el post, con un comentario, a la película remake “la máquina del tiempo” del 2002, y que el mismo comentario sirva como puntapié inicial al post.


Para los que hemos visto la original de HG Wells de 1960, la remake no puede ser otra cosa que una muestra de cómo todo está echo para enardecer, la manía humana de hoy día por complacer a las mujeres, porque son ellas el motor que hace funcionar todo el sistema actual.

Desde el comienzo, nos muestra otra historia, ni siquiera paralela a la original de HG Wells.

El científico, inventa la máquina del tiempo, únicamente como consecuencia, de haber perdido al amor de su vida, (una rubia perfecta según los cánones actualmente impuestos por los medios) en el momento más feliz y de realización personal (de ella). La entrega del anillo de compromiso, por parte de él.

El mensaje que ésta y todas las películas hollywoodenses de hoy día indica que está todo diseñado, para que todas las cosas giren a lo que las féminas dan valor. Todo tiene que girar en el amor, en la felicidad, la banalidad y el esnobismo, nunca en el saber, ni en el crecimiento intelectual y racional.

En la original, deja en claro, que el invento de la máquina del tiempo, tiene como meta, no sólo la búsqueda de un futuro sin guerras y sin opresión de la humanidad, sino también a la consagración de la curiosidad del hombre, y la búsqueda de respuestas, cosas que pareciera que son superfluas para la masa borreguil femenina, por ello en la nueva versión se deja de lado, porque no “vende”, convirtiendo a la película en “Light”.

No me malinterpretéis, no tengo nada en contra de las mujeres, sólo tengo en contra, que el mundo que vivimos es fiel reflejo del mundo venusiano y no el de Marte que tendríamos que vivir por lógica, y que la búsqueda de una mujer como compañera, que no esté atada al sistema actual es demasiado difícil, siendo que hay más mujeres que hombres (excepto en china claro ;D ).

La mujer no inventó nada (generalización muy cierta). Salvo algunos casos aislados, históricamente, siempre ha sido el hombre el que ha llevado la imagen mental de un problema a la solución lógica de ese problema. El hombre piensa, razona y crea. La mujer está “programada” para funcionar de otra forma, ya que solamente “utiliza”, sin siquiera preguntarse como está echo, para ella, todo termina con la utilización del elemento,.

La felicidad del hombre está ligada también a la compañera que elige, por ende, con el bombardeo mediático, todos los hombres constantemente, se ven influenciados desde niños, que la compañera a buscar tiene que tener la figura de una modelo de ropa de moda, y por ende, también en que como luce por fuera una mujer, es mucho más importante, que lo que tenga en el cerebro.




El círculo se hace vicioso, cuando las mujeres, comienzan a tratar de llegar a ese estándar casi imposible, llegando a absurdo de someterse a peligrosas cirugías estéticas, y preocupándose como meta principal, no en otra cosa que no sea su apariencia externa, y muy pocas veces la más importante que es la interna. El hombre oveja comienza a luchar por retener a las pocas hembras que llegan a ese ideal, gastando tiempo y gastando dinero, para llamar su atención, (ropa, autos, casas etc.) ya que esas mujeres, son las más codiciadas y por ende, ellas elijen a los hombres con más recursos para hacer su nido, porque el sistema les da el poder de hacerlo.

Si nos tomamos un poco de trabajo de ver como ha ido cambiando el concepto de belleza a través del tiempo, comprenderemos que cada vez más, se busca estilizar la figura femenina, para evitar el engendramiento de varios hijos.

En tiempos remotos, cuando la cantidad de humanos no estaba ni siquiera cerca al número de hoy día, la belleza femenina, era medida, en la cantidad de hijos que pudiera darle al hombre, caderas muy anchas, para facilitar el paso del feto, senos prominentes, para que puedan proveer de leche materna a la o las crías de ésta satisfactoriamente, y en el caso de necesitarse, las crías de alguna otra mujer, que por causas equis, haya muerto. Con el tiempo, se ha buscado suprimir la grasa del cuerpo femenino, siendo que esa misma grasa, es la causante de dicha belleza (ubicada en los lugares correctos). La grasa es saludable en el cuerpo femenino.

El hecho de enaltecer la belleza de una mujer flaca, sin caderas y con poco pecho (cuerpo inmaduro, como de una niña) nos muestra la imagen que nos han impuesto y que creemos correcta, para que tengamos menos hijos, o sea menos descendencia.






















Les parecería una locura hoy día, tener 10 hijos (ni hablar de más) pero antaño, no era una locura ni nada parecido era algo muy común. (Obviamente había más recursos para todos)

Incluso si nos remontamos a los albores de la humanidad, encontraremos que el canon de belleza era otro:


































El futuro es para las mujeres, no por sus capacidades, sino por sus debilidades. El hecho que sean menos agresivas que los hombres y también menos racionales las convierten en las esclavas perfectas, dado que son fácilmente manipulables y controlables.

En un mundo donde cada vez más se irá utilizando la fertilización in Vitro o la clonación, el hombre, irá quedando cada vez más y más relegado, hasta que al igual que la hormiga macho, sirvan únicamente para la reproducción y luego sea descartado.






Monday, 30 November 2009

Consulta de Míster LOL: Una Verdad Incómoda


Hola Supercedure.

Antes de nada podrías revisar esta ¿critica constructiva? a nuestro mundillo. ¿Esta acertado o se hace él también la picha un lió? Es que no se quien parece más conspiranoico si él o yo.

Este es su mensaje ante mi critica por el Watergate climático y como nadie le hace caso o es más defiende a Al Gore y todo eso. Y luego él me dice a quien sirven todos los medios alternativos entre otras cosas:

"Me gustaría pensar que eres imaginativo y te has montado tu propia concepción del mundo, pero la cantinela de Al Gore es el demonio y nos quiere arruinar está más sobada que las tetas de una pornostar, y ni siquiera es tuya, es de los gurús negacionistas de turno.

Una pequeña digresión. Cuando Chávez sale por la televisión alertando a la ciudadanía de los planes de EE.UU. para invadir su país y que a la mínima van a levantarse en armas, irónicamente está empleando la misma táctica que criticaba en Bush: el miedo, la duda, la confusión. El FUD.

Habiendo introducido esto, sabiendo cuáles son los principios comunes de todas las campañas de propaganda ideológica (identificación del enemigo, demonización, infusión de miedo en la población, etcétera), sabiendo que los negacionistas van dando palos de ciego (comenzaron negando el calentamiento, luego negaron la responsabilidad del ser humano cuando no pudieron sostener el primer frente, y nadie sabe a dónde quieren ir a parar después), y reconociendo a los líderes del movimiento, la gran mayoría empresarios de la energía, políticos ultraconservadores, periodistas neocon y libertarios cuyas preocupaciones se centran única y exclusivamente en la economía y sus derechos para hacer lo que les dé la gana... tengo muchísimos motivos para no creer su discurso y sí el de los científicos.

Lo que no entiendes es que las personas detrás de Loose Change, Zeitgeist y el movimiento negacionista del cambio climático son gentuza. Cuando critican a la FED es porque los libertarios están en contra de los elementos reguladores del mercado. Si atacan a Gore y al IPCC es porque las nuevas fuentes de energía y la prevención de la contaminación son perjudiciales para los intereses de los grandes tiburones de las industrias energética o automovilística.

Pero aunque el cambio climático no fuese provocado por el hombre, la contaminación sí. Y las iniciativas para evitarla son buenas para todos. Es bueno que en las ciudades se reduzca el nivel de contaminación, o la próxima generación será la de los asmáticos sin remedio. Es bueno que nos libremos de la dependencia del carbón y el petróleo. Es bueno que la gente deje de ir en todoterrenos monstruosos a trabajar. Lo mires por donde lo mires, reducir la emisión de gases contaminantes es bueno para nuestra salud y la del planeta, pero no lo es para quienes tienen fuertes inversiones e intereses en las tradicionales fuentes de riqueza.

Lo que me gustaría que entendieses es que has depositado tu confianza en unas cuantas personas que se han aprovechado de ti, y ahora les haces el trabajo sucio.

Así funciona la propaganda. Tú deberías preocuparte de filtrar la información y las fuentes, en lugar de aceptar lo que te gusta y descartar lo que no, de hacer bueno a Alex Jones y malo a Al Gore".

___________________________________

Los puntos que menciona esta crítica ya han sido tratados, aunque someramente, en otras entradas de este blog.

Alex Jones no es bueno, ni Al Gore malo. Ambos son 'agentes' al servicio de una misma causa. Hay un error común en la masa que es pensar que se puede prosperar dentro del sistema a costa de aprovecharse de él para atacarlo desde dentro: Lula, Chavez, Evo, etc, SON AGENTES; nunca hubieran llegado donde están de lo contrario.

Un agente, no necesariamente tiene que estar en la nómina de la CIA o del MOSSAD para serlo. Un agente ni siquiera tiene por qué saber que es un agente. Hay tantas marionetas que son incapaces de ver sus hilos y se creen, como Pinocho, que han cobrado vida propia y que son dueños de sus actos, cuando eso no es verdad.

Una digresión: las ciencias sociales son un gran fraude. Se basan en la idea de que vivimos en un entorno aleatorio y, en cierto modo, natural dentro del artificio que es una sociedad y que, por tanto, puede ser estudiado 'científicamente' por un proceso de alienación del investigador. Eso presupone que la sociedad 'se construye sola' como un ente que evoluciona y que tiene vida propia, lo cual sólo es parcialmente cierto; una colmena es un sistema superior a la suma de las abejas que la componen, pero no es un sistema descontrolado y arbitrario que albergue misterios para la ciencia. Las ciencias sociales son el equivalente al estudio de un motor de coche moderno llevado a cabo por personas sin ningún conocimiento de ingeniería, hace quinientos años. El problema es que el motor, la sociedad, ha sido construído por unos INGENIEROS SOCIALES, como la colmena, y todos sus mecanismos están perfectamente ESTUDIADOS para que funcionen dentro de un todo. La óptica del estudioso de las ciencias sociales es la de una hormiga intelectual, incapaz de concebir que una obra de ingeniería semejante sea la de un puñado de hombres [palabra clave masón = albañil = arquitectos de la sociedad]. La psicología, la sociología, la economía, llevan existiendo milenios, y son utilizadas como las distintas técnicas para la construcción de la colmena: fontanería, mampostería, electricidad, etc... Los psicólogos, sociólogos, economistas, modernos, NO INVENTAN NADA, son como arqueólogos o historiadores; tratan de reconstruir UN SABER OCULTO que ha sido utilizado durante siglos y que sólo en las últimas décadas, ha sido descubierto PARCIALMENTE por la gran masa. La comparación más exacta es, si las élites son ingenieros sociales, los llamados 'expertos' en ciencias sociales son 'mecánicos', o menos aún, simples eruditos. Un mecánico entiende hasta cierto punto cómo funciona un motor, y es capaz de arreglarlo si está estropeado, pero un mecánico no sabría diseñar dicho motor, y el hecho de que otro ser humano lo haya diseñado escapa, hasta cierto punto, a su comprensión, aunque lo asuma. Pero a todos nos cuesta asumir que haya seres humanos con mentes más complejas y estructuradas que las nuestras, pero las hay, creedme que las hay, baste una partida de ajedrez para darse cuenta de cómo un buen rival es capaz de leer nuestra mente de tal forma que no haya movimiento que no sea capaz de anticipar y responder. La conspiración es una partida de ajedrez.

Terminada la digresión anterior y volviendo con la 'crítica constructiva' que me has propuesto, he de aclarar que existen dos visiones con respecto a cómo debe ser la sociedad humana, sin ningún matiz intermedio. En una, la responsabilidad de sus actos pertenece al individuo, y su libertad es proporcional a su responsabilidad: plena responsabilidad = plena libertad. En la otra visión el individuo nunca es plenamente responsable y, en consecuencia, nunca puede ser plenamente libre. A menor responsabilidad, menor libertad, llegando al paroxismo con las dictaduras, donde los ciudadanos son tratados como párvulos sin ninguna libertad; se nace y se crece en una enorme guardería. Fascismo y comunismo son caras de una misma moneda, la de la sociedad de individuos irresponsables que el Estado debe administrar mientras que liberalismo y anarquía, son a su vez, las dos caras de otra moneda en la que los individuos son plenamente responsables y, por tanto, la presencia e intervención del Estado es mínima. La primera moneda, la de las caras del fascismo y el comunismo, ha sido la única moneda de curso legal a lo largo de la historia de las sociedades humanas. No ha existido una sociedad que no fuera, de facto, o fascista o comunista, aunque de una forma más o menos encubierta. Por el contrario, la segunda moneda, la del liberalismo/anarquismo, siempre ha sido una utopía con unos limitados referentes tanto en las sociedades pre-históricas de cazadores/recolectores, como en ciertas 'habas contadas' a lo largo de distintos periodos en los que, por espacios de tiempo muy reducidos, llegaron a constituirse pequeñas comunas libertarias o anarquistas que fueron rápidamente aplastadas.

En una nota aparte mencionar que el llamado neo-liberalismo no tiene nada que ver con el liberalismo original, por cuanto el neo-liberalismo no considera a las personas físicas como individuos sino como un 'recurso' (los recursos humanos). Para el neo-liberalismo la responsabilidad recae en 'las empresas' y son éstas 'los individuos' (personas jurídicas) que aspiran a la libertad máxima: esa es justamente la senda que lleva al fascismo, la de las corporaciones que asumen la responsabilidad y por tanto la administración del Estado.

Una vez hemos establecido lo anterior, es más fácil entender que sólo existen dos bandos: los que que quieren asumir la responsabilidad de los demás (y por consiguiente administrar su libertad = esclavizarlos) y los que quieren asumir, exclusivamente, su propia responsabilidad (y por consiguiente ser plenamente libres sin nadie que les administre). En el primer bando militan los pocos y en el segundo bando los muchos, pero como los muchos, en el fondo, SON IRRESPONSABLES o ASPIRAN A SERLO, entregan su libertad a LOS POCOS y de ahí que SÓLO HAYA EXISTIDO UN SISTEMA BASADO EN EL DESPOTISMO (los pocos esclavizando a los muchos), quedando el liberalismo/anarquismo totalmente marginado.

Ahora dime si, en tu opinión, Al Gore o Alex Jones hacen proselitismo de la causa de los 'muchos' o de la de 'los pocos'? Fíjate que Al Gore 'responsabiliza' al hombre del calentamiento global mientras que Alex Jones promueve 'la irresponsabilidad', enfrentándose a las teorías del cambio climático y recuerda que IRRESPONSABILIDAD = ESCLAVITUD mientras que RESPONSABILIDAD = LIBERTAD. Ahora dale la vuelta y fíjate que Al Gore acusa a las ovejas de SER IRRESPONSABLES (hasta la fecha), ya que por su culpa el clima está cambiando, y Alex Jones le da la razón NEGÁNDOSE A ACEPTAR RESPONSABILIDAD ALGUNA en lo sucesivo, ya que niega toda relación entre causa y efecto. No te das cuenta de que ambos vienen a decir que LAS OVEJAS SON IRRESPONSABLES (han causado el calentamiento global o se niegan a aceptar responsabilidad por el mismo) y por tanto ESTÁ JUSTIFICADO que alguien las explote TOMANDO RESPONSABILIDAD POR ELLAS, bien sea el propio Alex Jones o bien sean las megacorporaciones que financian a Al Gore.

La postura lógica es como, independientemente de la verdad de los informes sobre el calentamiento global o el cambio climático, el mundo está superpoblado y va camino de convertirse en un enorme estercolero, la masa forestal se ve mermada día a día y el planeta NO ES INFINITO ni puede soportar una población de ladillas creciendo exponencialmente, por tanto y como QUIERO SER UNA LADILLA LIBRE, voy a ser una ladilla RESPONSABLE aceptando mi cuota de RESPONSABILIDAD y tratando de HACER ALGO AL RESPECTO, sin necesidad de que me lo diga Al Gore o Perico el de los palotes.

Porque Al Gore y Alex Jones se complementan en una estrategia PARA IMPONER EL FASCISMO/COMUNISMO corporativo que es el llamado NUEVO ORDEN MUNDIAL. Al Gore te llama irresponsable y Alex Jones te incita a que sigas negando toda responsabilidad, de esa forma se justifica que te retiren más derechos y fiscalicen hasta los residuos que generas.

El primer paso hacia la responsanbilidad es entender las leyes naturales. 'Alex Jones', por ejemplo, demoniza la eugenesia, pero es que la naturaleza es 'eugenésica': si un mono con un defecto congénito que le impide andar es sorprendido por un león, junto con el resto de monos de su comunidad, los demás monos escaparán y él será devorado a no ser que tenga otra ventaja (ser muy astuto) para compensar su desventaja, y aún en el caso de tener otra ventaja, será probablemente comido si sus colegas monos sin defectos comparten esa misma ventaja (son también muy astutos). Puede parecer injusto, pero lo injusto sería, por ejemplo, que la idiotez quedara impune, y que un idiota integral se las valiera mejor en la vida que cualquier persona con una inteligencia media.

Yo sé que las anteriores 'verdades' son incómodas, de hecho el título de la obra de Gore no es casualidad. La verdad NO GUSTA y produce una reacción de signo contrario, por eso Al Gore, con su 'verdad incómoda' lo que aspira es a promover la irresponsabilidad (recuerda siempre la lucha de opuestos).

En este foro se han dicho muchas 'verdades incómodas' y se han tomado posturas que, generalmente, a los amantes de las chupi-pandis y del buen rollo no han gustado, como cuando critiqué a Enric Durán o cuando, en un próximo artículo, critique a Teresa Forcades, quien, desde mi punto de vista, es exactamente Enric Durán disfrazado con un hábito y tetas y que conste que no lo digo con maldad, sino que no me gustan los circos.

Por cierto, compara el póster de 'Una Verdad Incómoda' de la cabecera con este de aquí abajo de End Game. No notas un cierto parecido?


Friday, 20 November 2009

Títeres sin cabeza


Si hay algo de verdad en todos los artículos anteriores, éste pretende poner, si cabe, mayor énfasis en ella, acentuando la orografía de la escarpada realidad oculta bajo el velo fantástico de una sociedad paradigmática.

La realidad, como consecuencia directa de la acción de las fuerzas naturales, es inmutable. Ningún tiempo pasado fue mejor o peor, sino equivalente, como equivalente han sido las distintas sociedades que se han solapado sobre dicha realidad a lo largo de milenios. El fenómeno del progreso es la falacia del progreso, todo progresa para que todo permanezca exactamente igual; de esa forma las jerarquías, los avances, las técnicas, no son más que maquillaje aplicado sobre la realidad; maquillaje que pretende subjetivar el pricipio de evolución, asignándole una dirección y un sentido. Primero fue el fuego, luego el aceite de las teas, las velas, el alcohol de las lámparas, el gas, la electricidad, distintos medios, pero un único fin: alumbrar. Lo mismo se puede decir del transporte: de la marcha a pie, al palanquín, los trineos, los bueyes, los caballos, los carruajes, el ferrocarril, los coches, miles de ingenios que se pueden resumir en una sola palabra: transporte. Alguno aducirá que ha habido una mejora significativa en cualquier caso, pero es una mejora espuria: la mejora de las comunicaciones, la mejora de las condiciones de vida... Para nuestras vidas de corto alcance TODO lo anterior RESULTA CREÍBLE y convincente pues pocos o ninguno tenemos recuerdos genuinos de vidas pasadas: solo las estadísticas manipuladas de los libros de historia, los datos cuidadosamente sacados de contexto, las interpretaciones interesadas... LA UNICA VERDAD con respecto al progreso ES que NUESTRO TIEMPO ES MÁS ESCASO, para empezar, y por tanto la vida MÁS ACELERADA. En realidad NO HAY NINGUNA NECESIDAD de VIAJAR MÁS RÁPIDO, DE DISPONER DE MÁS HORAS DE LUZ, DE COMUNICARSE MÁS, DE ESTAR MÁS INFORMADO, DE ACCEDER A UN SUMINISTRO INMEDIATO DE AGUA CLORADA Y FLUORIZADA, todas las anteriores son RESPUESTAS a las DEMANDAS DE LA ÉLITE. El único sentido y lógica detrás del progreso es la mejor EXPLOTACIÓN del tiempo de las masas, por ejemplo:

- Se venden coches potentes y rápidos para que las masas pasen horas atascadas en las interminables colas de acceso a las ciudades y paguen por ellos con préstamos, con horas de su tiempo. Para que tarden menos en llegar a sus nichos vacacionales y empiecen, una vez en ellos, a consumir lo antes posible, para volver inmediatamente a sus cubículos de esclavo, a la conclusión.

Con la falacia del progreso se produce la paradoja del progreso: cuando los avances tendrían que LIBERAR al hombre de SUS TAREAS más engorrosas y de su esclavitud, ocurre justamente el efecto contrario: mayor esclavitud y menor disponibilidad de tiempo libre.


El mayor recurso energético

Otro término espurio es el de 'recurso energético'. Para empezar TODO es energía, desde la basura de los vertederos hasta el agua del mar; distintas formas que adopta la energía para MATERIALIZARSE, todas ellas revertibles a su estado energético. El propio mundo en el que habitamos, en proporción al tiempo de nuestras vidas, funciona como un móvil perpetuo en relación al sistema en el que coexiste, alimentando a millones de organismos y reciclándose/renovándose constantemente. Pero las élites se las han ingeniado para ocultar ESTA SENCILLA VERDAD que, por otro lado, salta a simple vista, y vender así la idea falsa de que la energía es escasa, de que los recursos energéticos son escasos. La explicación de lo anterior es inmediata y se basa en el principio de la pirámide: de la misma forma que para crear un sistema económico en el que unos pocos dominaran a unos muchos se necesitaba un patrón basado en un bien aparentemente escaso que fuera facilmente monopolizable, como el oro, para introducir en dicho modelo económico un subsistema energético, era necesario un recurso aparentemente escaso y facilmente monopolizable como era el petróleo. Podían haber escogido el agua del mar, o la basura de los vertederos, pero en tales circunstancias les habría sido mucho más difícil establecer un monopolio, porque cualquiera podría acceder a dichos recursos haciéndole un bypass al sistema. Esta tendencia a lo escaso queda de manifiesto con la evolución de la preferencia por unos recursos u otros y el incremento de la dificultad en acceder a ellos: de la madera al carbón y del carbón al petróleo y al llamado 'gas natural'. Mientras que la madera era prácticamente imposible de monopolizar, puesto que abundaba en la superficie, el carbón suponía un paso adelante en la 'agenda oculta' ya que era necesario crear minas para acceder a él. Cuando empezaron a surgir métodos para 'fabricar' carbón, las élites dieron un paso más hacia el interior de La Tierra, sacándose la dependencia del petróleo de la manga.

En realidad, la única energía a la que las élites aspiran a controlar, como ya he apuntado en varias ocasiones, es la ENERGÍA HUMANA y para obtenerla las élites se nutren del ÚNICO recurso ilimitado en el universo: LA ESTUPIDEZ HUMANA.


La estupidez como recurso

La mayoría de los seres humanos son bestias descerebradas, máquinas precarias, unidades baratas de producción. Sus ASPIRACIONES son básicas, su paso por este mundo intrascendente. En varias ocasiones he advertido contra el 'hombre normal', 'la mujer normal', cuya única pretensión es seguir el camino de la norma, invariablemente, hasta el final de sus días, a costa de dar todo tipo de piruetas, de desear silenciosamente el mal y la desviación ajenas que los decuelvan a la media. Un ser normal es capaz de las mayores aberraciones con tal de permanecer normal, y ese será su secreto, su verdad oculta, la que anide en su alma vacía de todo excepto de rencor.

Pero por otro lado, la normalidad NO EXISTE, es un convenio establecido, impuesto, y regulado por las élites. Es un sistema tan ingenioso que no importa lo aberrante, absurdo, o enfermo de un comportamiento en tanto que esté aceptado. Un sencillo ejemplo, las despedidas de soltero:

http://www.dancingbear.com/

Independientemente de que el sitio de arriba en cuestión sea un montaje o no, lo cierto es que las borregas, gracias a este 'estúpido' invento americano de las despedidas de soltero, han encontrado la forma de compatibilizar sus verdaderos instintos con LA NORMALIDAD que tanto respetan. Estas mujeres que acuden a los espectáculos de strippers, serían sus más despiadadas censoras en caso de que pudieran extrapolarse y verse en un contexto diferente reproduciendo las mismas actitudes, pero han sido CONDICIONADAS para aceptar los clubes de strippers como algo 'normal' (véase, por ejemplo, FULL MONTY).

Ejemplos más dramáticos se encuentra en las guerras, actos vistos como brutales y salvajes en condiciones normales, son totalmente aceptados y justificados en el supuesto de una guerra.

Las consecuencias de todo lo anterior son mucho más preocupantes de lo que pudiera parecer a simple vista: los borregos siempre se adaptan a la norma, no importa lo aberrante que esta sea, luego si los borregos obtuvieran licencia para ello, serían capaces de cometer libremente las mayores aberraciones.


Las licencias para la norma, la corrupción y la fama

'The informers' es una de las mejores películas que he visto recientemente. Un retrato fiel de los inicios de la era de los 'famosos'. Antiguamente no existía el concepto de famoso 'per se', ni siquiera entre los actores de Hollywood -los actores de las primeras generaciones del cine eran famosos POR SUS CUALIDADES: interpretativas, deportivas, musicales, coreográficas, aparte de por su belleza o sus facciones excepcionales. La cosa empieza a cambiar a partir de los 70 y notablemente durante los 80, donde las generaciones de 'famosos con causa' empiezan a ser reemplazados por 'famosos de pega, de diseño'. Las discográficas crean grupos con cantantes que no saben cantar, las productoras se sacan mitos de la manga que no saben actuar. Sutilmente, se va introduciendo el culto a la mediocridad, a la fama 'per se', la de los quince minutos que definiera Andy Warhol.

Esta nueva fama viene 'edulcorada' con todas las licencias de eficacia probada para el control del famoso en cuestión. No en vano, la fama es una concesión muy poderosa, tanto, que sin unas riendas o un dispositivo de seguridad se puede volver contra sus artífices en la sombra y me explico: una persona capaz de influir sobre millones, como por ejemplo Elvis Presley, John Lennon, Bob Marley, Jim Morrison, sin una atadura, rienda, que encamine sus delirios, facilmente pueden comprometer a sus amos y ahí es cuando entra en juego LA LICENCIA.

La licencia se otorga al famoso, como algún tipo de privilegio que le situa por encima de la norma, pero que, facilmente, se puede volver contra él en forma de mala reputación si hiciera falta hundirle en un momento dado: drogas, corrupción de menores, violencia, masoquismo, sadismo, homosexualidad... La película 'The informers', con sutil ironía, muestra el mundo de los 'famosos per se' como un mundo de seres mediocres y vacíos corruptos hasta la médula, sin más valor como seres humanos que el del título que les ha sido otorgado por su fama. Otra alegoría de esto la encontramos en 'Blade Runner' donde los replicantes son mucho más poderosos que sus creadores, pero tienen una tara oculta, un veneno que les produce la muerte anticipada.

El borrego mediocre, cuando aspira a la fama 'per se', a lo que aspira en realidad es a esa licencia que convierta sus 'sub-normalidades' en 'supra-normalidades', dentro de un nuevo círculo donde lo 'a-normal' es, justamente, la 'norma'.


Esclavos altamente pagados

Esto es uno de los puntos que los borregos jamás llegarán a entender: TODOS LOS SICARIOS INMEDIATOS DE LAS ÉLITES: POLÍTICOS, DIRECTIVOS, DEPORTISTAS, ACTORES, GUIONISTAS, ETC, TODOS, SON ESCLAVOS ALTAMENTE PAGADOS, PERO SIEMPRE ESCLAVOS.

En esta realidad de pirámides alimenticias, el único dueño y señor capaz de ser definido propiamente como LIBRE es aquel que está en la cúspide de la pirámide: bien sea águila, león, tiburón, tigre.... LOS DEMAS, buitres, alimañas, ganado, plantas, están esclavizados por la JERARQUÍA PIRAMIDAL que la naturaleza les impone:

http://www.periodistadigital.com/ocio-y-cultura/gente/2009/11/18/nicolascage-demanda.shtml

El problema es que el borrego es incapaz de entender que DINERO y RIQUEZA son dos cosas muy diferentes. Da lo mismo que ganes 30 millones de dólares anualmente como Nicolas Cage, es indiferente, SI NO TIENES CONTROL sobre TU TIEMPO y por ello buscas satisfacción a través del consumo desmedido, de la excentricidad, ES PORQUE TU RIQUEZA ES CERO y el DINERO es una carga QUE TE ESCLAVIZA.

Actuar, cantar, pintar, por diversión, como hobby, reportan satisfacción, pero en el momento en que tienes que sacrificar tu tiempo y dedicarte a dichas actividades profesionalmente TE CONVIERTES EN UN ESCLAVO DE ELLAS.

El verdadero depredador en la cúspide de la pirámide, el hombre libre, NO TIENE OBLIGACIONES, sólo la plena disposición de su tiempo y es precisamente eso LO QUE LE CONVIERTE EN RICO.


La raíz de la estupidez humana

La estupidez huma nace de la disociación entre lo que el ser humano imagina que es relativamente REAL y lo que es REAL en ABSOLUTO. Por ejemplo, la REALIDAD ABSOLUTA IMPONE QUE PARA COMER NECESITAS CAZAR, PLANTAR/RECOLECTAR, ETC pero LA REALIDAD RELATIVA propone UNA ALTERNATIVA: PEDIR PRESTADO para COMER. La ESTUPIDEZ IGUALA AMBAS CIRCUNSTANCIAS, LA DEL QUE CAZA PARA COMER Y LA DEL QUE PIDE PRESTADO, cuando SON SITUACIONES TOTALMENTE INCOMPARABLES: el cazador es libre mientras que el prestatario está sometido a la voluntad del prestamista. Otro ejemplo, la realidad dicta que una mujer sea difícil de conquistar; la conquista requiere unas condiciones y unos conocimientos que vienen determinados por las leyes naturales: convencer a la hembra de la idoneidad del macho; sin embargo, en la realidad relativa, emparejarse, como muestran las películas, es algo tan sencillo que ocurre en casi todas: VOLVEMOS AL DESFASE ENTRE REALIDAD ABSOLUTA Y REALIDAD RELATIVA, y especialmente cuando aparecen los atajos: COMO SOY INCAPAZ PARA ATRAER A LAS PERSONAS DEL SEXO OPUESTO ENTONCES VOY A PROBAR CON LAS DE MI PROPIO SEXO. La estupidez humana se puede definir también como la huida hacia delante permanente del ser humano con respecto a su realidad absoluta.


La normalización de la estupidez

Con la fama 'per se' llegó la muerte de la inteligencia y del espíritu crítico. Las élites sabían que era imposible fabricar famosos en serie a no ser que las masas idólatras a cuyo mercado iban destinados dichos famosos FUERAN ESTÚPIDAS. Pero para que alguien MANTENGA UNA ACTITUD DE ESTUPIDEZ PERMANENTE es NECESARIO que dicha estupidez ESTÉ NORMALIZADA. Ya he comentado que cualquier cosa, por aberrante que sea, si está normalizada será aceptada por la masa y esto incluye LA ESTUPIDEZ.

La normalización facilita el ejercicio de JUSTIFICACIÓN por el cual nos permitimos el lujo de ser ridículos siempre y cuando podamos JUSTIFICARNOS ante nosotros mismos y, más importante, ante la sociedad.
Sin perspectiva o crítica externa cualquier acto puede ser facilmente justificado y, por consecuencia, normalizado.



Epílogo: las presas tienen justo a los depredadores que se merecen

Los picos, colmillos, garras, venenos, trampas, etc, de los depredadores, son siempre a la medida de sus presas favoritas. Un depredador mediocre es siempre la consecuencia de unas presas mediocres y nunca a la inversa. Una vaca, se puede decir, es un depredador del pasto: la simpleza y ramplonería de una (la vaca) están necesariamente ligadas a las de lo otro (el pasto). Lo mismo puede decirse de la elegancia de leones y gacelas. Lampedusa en su novela 'Il Gatopardo' dejó lo siguiente:

"Todo esto no tendría que durar, pero durará siempre. El siempre de los hombres, naturalmente, un siglo, dos siglos... Y luego será distinto, pero peor. Nosotros fuimos los gatopardos y los leones, los que nos sustituirán serán chacales y hienas, pero todos, gatopardos, chacales y ovejas, continuaremos creyéndonos la sal de la tierra".

Un saludo

Monday, 16 November 2009

El síndrome del animal doméstico - carta de Individual-ina

Super,

Me parecen muy despiertas todas tus entradas en Supercedure, no me apetece extenderme sobre eso, así que seré breve porque quería plantearte una cuestión.

Una vez que un@ se ha dado cuenta de que todo este escenario que nos han montado para mantenernos distraídos no es más que eso, un triste escenario donde tod@s se creen protagonistas de una vida que ni siquiera saben que está perfectamente teledirigida, qué hacer?

Las alternativas no me parecen muchas.
Lo más sano me parecería irme a una selva y tratar de sobrevivir, pero aunque apetecible no es lo más viable. No descarto que algún día me pueda parecer una opción válida, pero he de tenerlo muuuuy claro ( ahora no es el caso).

Por mucho que quiera no ir con la corriente, en la medida que me es posible (no asisto a diversiones programadas en horarios programados, hace más de 11 años que vivo sin Tv, no me avergüenzo en manifestar a todo el que quiera escucharme que el verdadero cambio, aunque sólo temporal, vendría si nadie votase a ninguno de esos imbéciles, etc etc), no se me ocurre qué más hacer. Lo poco que hago no és tampoco hacerlo contracorriente de manera consciente, sino que simplemente soy así y he sido así desde que nací.

Poner un granito de arena en medio de este desierto que se va a la deriva no sirve para mucho y la verdad, ni estoy por la labor de oponerme a que se derrumbe ni mucho menos de contribuir a que el colapso se acelere.
Hay veces que deseo que colapse ya, al menos cambiarían algunas cosas (más que nada porque much@s se obligarían a cambiar).

No se me ocurre qué más hacer, pero ya no veo sentido alguno.

No me apetece tener hijos esclavos para que les programen desde la guardería y venderme para su supervivencia.

No me apetece contribuir a que me mate ningún matasanos.

No me apetece a hinchar la burbuja de la imagen ni del eufemismo (que ojalá pinchen pronto ambas).

No me siento con fuerzas ni con derecho a hacer cambiar a nadie, porque sólo cambiará cuando se dé cuenta sol@. Bastante tengo ya con cambiar-me para ser lo más correcta que puedo conmigo misma y con los que me rodean. Sin ningún sentido new age ni nada, claro.

No me apetece consumir ni hipotecarme, sólo tengo aproximadamente lo que necesito y lo adquiero sólo si sé que me es útil (no útil meramente para taparme un agujero en mi personalidad, que es el motivo por el que la mayoría consume).

Ya ni me motiva drogarme o engancharme a los múltiples anzuelos (poses, amoríos, personas, coches, marcha, compras, lujo, trabajo, teléfono, gatchets, chocolate, perfumes, sectas varias, ondas varias, cultura en todas sus variantes... y un infinito etc).

No me creo lo de romper cabinas, patear polis, o cualquier forma de violencia (vendible perfectamente si se tergiversa en modo mass media) porque en el fondo considero eso apalizar a un pobre borrego más.

No va conmigo lo de ir de depredadora por la vida, pisando a otros para quedar por encima.

Sé que no tiene sentido vivir en el sistema en que vivimos tod@s, pero no se me ocurre qué hacer para que lo tenga. la manera más fácil de pseudo-encontrar un sentido es venderme por completo, pero no puedo. Tampoco me motiva nada el rollo suicida-no-puedo-más.

Con lo "pequeño" de lo que puedo hacer y viendo la inmensidad de la maquinaria montada que frena lo que hago (también lo que creo que puedo hacer), hay veces que me parece una pérdida de tiempo, pero no tengo otro modo de vivir si no es en base a mis principios.

¿Alguna idea?
Saludos


________________________________




Programas como los anteriores (CALLEJEROS y demás) empezaron a proliferar JUSTO con el comienzo de la BURBUJA inmobiliaria, NUNCA ANTES. Su objetivo es bien sencillo: acojonar a los gatos domésticos para mantenerlos ENCERRADOS en sus estructuras de PLADUR y sus muebles de IKEA:

Mr. and Mrs. Mouse posan enfrente de su castillo de cartón-piedra recién hipotecado


Estimada Individual-ina, en primer lugar NO NECESITAS irte a la SELVA porque ya vives en una, no te dejes engañar por las apariencias: el asfalto, el granito, el pladur, las estructuras de madera SON UN ESCENARIO. El objetivo de la vida permanece invariable: LA SUPERVIVENCIA.

Para ti, como para muchos de los que frecuentan este blog, la supervivencia es ALGO ACCESORIO, esto queda claro cuando manifiestas que 'NO VA CONTIGO LO DE DEPREDAR'. Mira las siguientes imágenes y dime con cuál de ellas te identificas más:





Lo que os ocurre a todos los que estais dudando cerca del vallado es QUE TENÉIS VERDADERO PÁNICO A LA REALIDAD aunque os sentís atraídos por la LIBERTAD a la que habéis renunciado VOLUNTARIAMENTE. El gato doméstico, como el de la imagen que encabeza este artículo, ENTREGA su LIBERTAD a cambio de la SEGURIDAD de un plato de comida garantizado y un techo, pero al mismo tiempo, NO PUEDE DEJAR DE AÑORAR su INDEPENDENCIA. Por eso los gatos, cada cierto tiempo, ESCAPAN durante días, incluso meses, PERO en el momento en el que TIENEN QUE AFRONTAR la realidad: DEPREDAR PARA COMER, se sienten EXTRAÑOS, piensan como tú, QUE DEPREDAR ES ALGO ACCESORIO, pues el condumio lo tenían garantizado, como el techo y el resto de comodidades por las cuales sacrificaban su libertad a cambio. Es SOLO ENTONCES, cuando ese vacío les asalta, que VUELVEN solícitos a su esclavitud.

Yo entiendo vuestro vacío y vuestra falta de INSTINTO, sois gatos domésticos. Como la tipa que se mete en 'El Vacie' a convivir con los GITANOS durante 21 días. En ese tiempo, ella cree estar viviendo una experiencia IRREAL, propia de un país del tercer mundo, cuando ES LO CONTRARIO, los gitanos VIVEN EN LA REALIDAD y los PAYOS viven en 'Disneylandia'.

De hecho, NO HAY NADA QUE MÁS moleste a un PAYO BORREGUIL que la LIBERTAD DE LOS GITANOS, de ahí que Lorca escogiera a los GITANOS al mejor estilo de un 'agent provocateur', para darle DURO a los borregos.

Recuerdo que, cuando era pequeño, en mi barrio todavía quedaban algunas chabolas y recuerdo también el terror que les tenían el resto de payos, esquivando las zonas colindantes, cruzándose de acera, retrasando su salida del portal, hasta tenían miedo de mirarles directamente a los ojos, bajando la mirada cada vez que se topaban de narices con ellos. Yo, al contrario que el resto de mis conocidos, jamás tuve ningún problema PORQUE LOS RESPETABA, PORQUE LOS GITANOS ENTENDÍAN LA REALIDAD y mis compañeros y amigos payos, NO. Yo siempre les saludaba, me dirigía a ellos por la calle, les miraba cara a cara. Yo SABÍA, ya entonces, EL LÍMITE DE LA GRANJA CON LA REALIDAD como también sabía, que ellos estaban justo al otro lado de la valla, aunque tampoco mucho más lejos.

Pero dejemos de lado la anterior digresión. Tú me preguntas por una alternativa y yo sólo te puedo ofrecer tu propio INSTINTO como respuesta, pero antes tienes que curarte del miedo a la libertad que padeces, como lo definió el discípulo no judio de Freud, Erich Fromm. Las propias élites te muestran la solución entre líneas en sus grandes superproducciones hollywoodienses y concretamente en Apocalypto, de Mel Gibson:


Pasando por alto el hecho de que sea una americanada, y los posibles anacronismos y anatopismos en los que incurre, al final produce un MENSAJE CLARO y homogéneo: EL MIEDO CAUSA LA PÉRDIDA DEL INSTINTO y como consecuencia DE LA LIBERTAD, cuando el protagonista RECUPERA su INSTINTO CAZADOR se libera de SUS CAPTORES, derrotándolos a todos. La última escena, muestra la llegada de los conquistadores. La mujer del protagonista le pregunta a éste si deben acudir a pedirles protección a lo que él le responde que, no, que lo que deben hacer es internarse en la selva y reiniciar su propio pueblo EN LIBERTAD. Analizaré esta película con más detenimento en un próximo artículo.


De la misma forma que no puedes interpretar la sociedad moderna como una JUNGLA en sentido textual, tampoco es correcto tomar al pie de la letra EL INSTINTO DEPREDADOR. No se trata de pisar a nadie por el mero hecho de quedar por encima, no, se trata sencillamente de sobrevivir, de llevar las riendas de tu propia vida. Algo que requiere INSTINTO para seguir el camino correcto en cada instante e imaginación para inventarte tu destino. Sin miedo a la libertad.

Monday, 9 November 2009

Dune, el miedo, y el sentido que doy a todo esto [Por José B.]

Una proposición con tres elementos siempre da una sensación de completitud, por eso se escriben trilogías. Del mismo modo, las que tienen dos elementos indican complementariedad u oposición. Las frases dicen más de lo que expresan las palabras, y nos piden un suplemento de atención, prevención, crítica, y ante todo escrutinio de la realidad allí expresada, o mejor dicho enmascarada.

Quizás por esto, me viene a la mente una trilogía muy famosa que acabó dando de sí una colección completa. Los amantes de la ciencia ficción sólo necesitan una palabra para reconocerla: Dune.

En su día (finales de los 1960), supuso una revolución, y una especie de biblia de la manipulación política y religiosa. Repasémosla brevemente al decir que presenta un futuro remoto en que el Universo conocido está repartido en feudos, formando un Lansraad de "Casas" que en realidad es un imperio. Sin embargo, con todo el poder del emperador, es un títere que está encuadrados en un plan de selección genética, (lo mismo que los jefes de las "Casas", familiares suyos) sigue las órdenes de la Cofradía, una única Corporación que controla todo el comercio y la economía, y asimismo adopta dictámenes de las Bene Gesserit, una orden religiosa y política que controla la selección genética y muchas formas de manipulación, formando un cuerpo de consejeras de los gobernantes. Hay quien las compara con los jesuítas, pero es revelador que el autor hiciera la orden femenina: controla quién vive y quién se reproduce, está en la sombra, dirigiendo -a hombres y otras mujeres- pero sin dar la cara; domina todas las sutilezas, es extremadamente inteligente, hábil con muchas técnicas, nunca olvida que tiene un plan superior, y lo ejecuta implacablemente.



para ver el prólogo: el ser humano delegó todas sus responsabilidades en las máquinas pensantes, y éstas acabaron siendo usadas contra ellos por otras personas, hasta que hubo una revolución y tuvieron que establecerse escuelas de pensamiento para no depender de estas máquinas: El gremio de ciencia y matemática pura (masculino), y la Hermandad Bene Gesserit dedicada a la política y el control genético (femenina).

La fuerza impulsora del imperio es el comercio de melange, una sustancia que aparece sólo en pleno desierto de Arrakis-Dune, pero cuyo origen en el fondo es un misterio, se le pueden dar muchísimos usos, incluso el de fabricar una droga muy adictiva que expande la consciencia y permite ver otras dimensiones, la especia. Pero sobre todo la especia permite viajar por el espacio -el transporte-, sin ella no hay comercio en el imperio, todo colapsaría.

Vaya, a mí me suena todo esto, y de hecho el léxico que se usa en ella es claramente de inspiración árabe.
Sea esto una primera aproximación, de una novela de 700 páginas muy densa y una saga largúisima, porque la búsqueda de la verdad suele ser iterativa.

La especia no es solamente la sustancia, es su poder, cambia a quien la toma, es venenosa, y convierte a los navegantes en monstruos deformados. Pero ni siquiera ellos que dominan el comercio, son los únicos y verdaderos amos.
Yo me pregunto por qué situar en el futuro remoto algo que nos es tan cercano, y la respuesta es que mirado a esa distancia, ese futuro es a hoy lo que hoy es a un pasado remoto, nos permite ver que las raíces del presente se hunden en el pasado mucho más de lo que pensamos. Podríamos considerar que los libros proféticos no son un ejercicio de clarividencia, sino algo así como una novela de ciencia ficción de la antigüedad, sin naves del espacio, ni efectos digitales, sin tonterías, pero con toda la prospectiva, el análisis de las tendencias en la evolución social; por eso son tan ambiguas y generalistas, que parecen adaptarse a todo si las retuerces lo suficiente, hasta el punto de condicionar al que las lee y hacerle creer lo que interpreten sus autoproclamados "guardianes".

Desde luego, esta obra está llena de símbolos, y no acabaríamos nunca, es por eso que me voy a centrar en unos pocos. Esto ilustra algunos conceptos que quiero exponer:

http://www.youtube.com/watch?v=TaGidCIO4As

Básicamente, explica un proceso de selección (las mujeres chequean permanentemente a todo) para distinguir entre animales y humanos: entre borregos y la gente que vale la pena, si lo preferimos. Primero usa la Voz: todas las influencias subliminales que podais imaginar, todos los condicionamientos introducidos por las más diversas vías, tales como "comprar es más barato que alquilar", "la vida es corta, tienes que acumular patrimonio", "¿todavía tienes el mismo coche?", "mi amiga se fue de viaje de novios a las Seychelles y yo no puedo ser menos", "esto es un chollo seguro", "los expertos aconsejan..."; y en fin, tantas otras ideas preconcebidas y medios para manipularnos.

En efecto, mete la mano con una mezcla casi de curiosidad y obediencia, y se arrodilla. Aunque en la película el amigo Maclahlan está más crecidito, en la novela el personaje tiene 15 años, y por eso a veces pienso que la élite del mundo, los que manejan realmente el cotarro, nos ven así, como niños, o en el mejor de los casos como adolescentes. Es terrorífico verse atrapado, y doloroso, el instinto nos empuja a retirar la mano, pero no podemos ya. Un animal, -y esto que voy a explicar hay que buscarlo en la novela-, luchará para liberarse de forma frenética, se morderá la muñeca hasta quedarse con el muñón con tal de escapar, pero se dejará la mano, aka la juventud, el esfuerzo, las ilusiones, los proyectos, la libertad, y se marchará mutilado. Quizás se vaya a una manifestación y rompa unos cuantos cajeros o incendie unos contenedores, y después nada. Pero el humano no hará nada de eso, se fingirá muerto, inofensivo, esperará que el cazador vuelva, lo libere para llevárselo, y entonces morderle mortalmente y huir, o al menos lo intentará.

Cómo superar el dolor, no verse atrapado sin salida, ofuscado por haber caído en la trampa, rabioso y desconcertado culpando a todo y a uno mismo, nos lo propone a continuación:

"I must not fear. Fear is the mind-killer. Fear is the little death that brings total obliteration. I will face my fear. I will permit it to pass over me and through me. And when it has gone past I will turn the inner eye to see its path. Where the fear has gone there will be nothing. Only I remain."

"No debo tender miedo. El miedo mata la mente. El miedo es la pequeña muerte que conduce a la destrucción total. Afrontaré mi miedo, dejaré que pase sobre mí y a través de mí. Y cuando haya pasado, giraré mi ojo interior y escrutaré su camino. Donde estuvo el miedo no quedará nada, sólo quedaré yo."

"El miedo mata la mente", nubla el sentido, cubre y desdibuja las cosas, las oculta a nuestra percepción, hace inservible la mente. Es similar al stress continuado, que por exceso de adrenalina causa depresión, y nos destruye.

"...dejaré que pase sobre mí y a través de mí...", el pánico es como soportar una onda expansiva, no hay que oponerse o resistirla, porque se enquista, hay que dejar que la sensación pase, porque el miedo no existe; es todo producto de tu imaginación, como el dolor inducido del que habla. Lo importante es darse cuenta de que ni en las peores circunstancias, quizás precisamente en ellas, se puede perder la cara al toro.

El miedo es un arma en general, así que no nos debería de extrañar que sea uno de los géneros del cine que más se ha desarrollado, la acción (guerra sin mancharse ni morir) y el terror. Han producido auténticos hitos de la filmografía para que le temamos a todo, y no me vale el argumento de que es porque le gusta a la gente, pues más nos gusta el sexo, pero la industria del ramo hace normalmente auténtica basura.

Sin embargo, lo que considero más importante, lo que motiva este artículo, se dice al final: "Hay un lugar que a las mujeres nos aterroriza". En cierto modo ese lugar es aquel al que desde este blog se quiere enfocar para que lo veamos todos, sin pasar por alto los significados profundos, incluso la verdad no dicha por las palabras. Tampoco creo que hable de las mujeres en sentido estricto, más bien del concepto, algo que no necesariamente es una mujer, pero que le es característico: los débiles de espíritu, los cobardes, los inflexibles que no consiguen desprenderse de su ideología o su punto de vista, entre otros.
Cuidado, que el tener una orientación, o una naturaleza, no significa que la vaya a seguir inevitablemente -concedámosle eso-, ya que por la misma regla de tres, la agresividad y la racionalidad son características típicas de los hombres, pero ni todos los hombres actúan guiados siempre por la ira (no habría élite, o estaría compuesta únicamente por mujeres), ni siempre se guían por la lógica y el sentido común (no habría borregos, porque aun faltando información, deducirían que falta). Lo malo es que en el hombre se fomenta con la misma intensidad la estupidez y el orgullo, de modo que no pueda escapar de lo uno sin enfrentarse a lo otro. Pero esa es otra historia.

En la película, se hace referencia al durmiente que debe despertar. Me gustaría que lo viéramos.

http://www.youtube.com/watch?v=mIPg4_qVO7k

http://www.youtube.com/watch?v=UCFqf_jgMVk

"Without change, something sleeps inside us and seldom awakens. The sleeper must awaken". Invariablemente, algo duerme en nuestro interior que pocas veces despierta. El durmiente debe despertar.

Todos podemos, pero no siempre ocurre: al borrego le señalas la Luna y mira el dedo, o la ve pero no entiende lo que le dices, o puede entender todo ello pero no lo asimila. Y aquí vuelvo al tema del miedo.
Cuando empiezas a sospechar que las cosas no son como te dicen, empiezas a tener miedo. ¿Miedo a los que manejan los hilos? No, somos muy poca cosa para que se molesten. ¿Miedo a la verdad? Tampoco, de hecho lo recalcitrante es no conseguir vislumbrarla del todo. Me parece que el mayor de los temores es no ser capaz de soportar la verdad.

Admitir la verdad es un mal trago, porque en parte es desenmascararse uno mismo; el decorado se cae y puedes ver al tramollista, pero resulta que estaba mucho más cerca de lo que pensabas, es algo que a algunos los podría matar en vida ¿recordáis cómo termina "1984", de George Orwell? Primero lo atraen dándole información que en realidad ya sabe, luego lo torturan para que ya no sepa cuál es la realidad y al final, es el sucumbir al egoísmo movido por su miedo más profundo, lo que le convirtió en un guiñapo sin voluntad.

Desde que empecé a seguir este blog, he leído discusiones bastante apasionadas de gente que estoy completamente seguro que es muy instruida y tiene buenas intenciones, pero en un momento determinado no podría cambiar. Es de esperar cuando alguien ha puesto toda su capacidad mental, ha hecho encajar toda su experiencia en esa ideología (del signo que sea), y ha invertido en ella tiempo, sacrificios, y lo más sorprendente de todo, ¿sus emociones?, ¿fe?, ¿orgullo? SI.

Atrevernos a ver lo que no nos gusta de lo que nos gusta tiene consecuencias, ya lo apuntó Nietzsche:
"Las personas que captan en toda su hondura una cosa, raras veces le permanecen fieles para siempre. Han sacado a la luz precisamente su fondo: y siempre hay allí muchas cosas malas que ver."

Recuerdo una escena de la película "Reds", con Warren Beatty en la biografía política de John Reed, el único norteamericano enterrado en las murallas del Kremlin, en que una camarada le reporta todas las cosas que se salen clamorosamente de lo que se suponía que debía ser la Revolución. El desvía la mirada, da un paseo mientras escucha, y después se pone a justificarlo todo, con esfuerzo, con dolor, con doblepensamiento. Pues bien, me gustaría que este blog fuera una llamada a mirar de frente, a definir las cosas con precisión, con sus matices, sin quedarse a medias ni dejar de ser comprensivos, pero sí siendo completo.

Por otra parte, si alguien conoce la novela y/o la película, el ser supremo que menciona y lo que ocurre después es obviamente una alegoría de Jesús de Nazareth, su elevación a un nivel espiritual, su despertar a una realidad superior a su cuerpo material, ("...llegará donde nosotras no podemos..."), un nivel espiritual sobrehumano, en el que llega a someter a los gusanos (la Muerte).

No es que lo niegue. Al fin y al cabo el sentimiento religioso es algo intuitivo, casi innato, una necesidad como el comer, una llamada interna del espíritu que tenemos por alguna razón, así que las élites han debido de decir: no podemos evitarlo ni borrarlo, pues vamos a deformarlo hasta que quede desfigurado, damos unas normas rígidas para regocijo de los borregos, y si llega el día en que alguien lo analiza a fondo, sólo encontrará absurdos. Así, hagas lo que hagas, queda inservible, y nunca les viene mal otro condicionamiento más.

Si repasamos el vídeo, lo principal no es que se convierta en un ser superior porque va más allá del cuerpo material, poderes, visión del futuro, etc., sino a que comprende la realidad mejor que nadie ("...el gusano es la especia, la especia es el gusano...", "la especia controla el mundo", la mano anónima que está detrás de todo ello). En otro momento de la película aparece de nuevo la mano manipuladora, esta vez con la cara de la profetisa que les dice que habrá una yihad que limpiará el universo. Más prospectiva. Al que esperase hombrecillos verdes, grises o azules, seres extracorpóreos y sacerdotisas del amor y del buen rollo, le emplazo con toda cordialidad y sin acritud alguna a que se apunte al club de fans de Rafapal, le acogerán con los brazos abiertos.

Si se alcanza un cierto grado de discernimiento, no hay nada que forzar, las cosas caen por su propio peso porque aumenta la percepción y hasta la inteligencia, incluso el genio. La niebla del miedo se disipa, incluso la del miedo a estar completamente equivocado; ya no es fácil engañarlo a uno, porque ve venir a los demás, así que el Iluminati se queda sin lugares en los que parapetarse, se ven más y más elementos de la realidad, y sus conexiones, y cuanto más se ve y se conecta, más aparece. Destapar que uno es manipulado y darse cuenta de sus propias responsabilidades también es darse cuenta de sus propias posibilidades: nada está totalmente determinado, puede cambiarse y mejorarse, no hay reglas realmente ni límites que no sean autoimpuestos. Eso es lo más cerca que me podría sentir de Dios, el cual se esconde para no dártelo todo mascado, o más bien es que tiene todo el tiempo del mundo para esperarte. El conducto a la verdad no es una puerta, es un camino ancho y larguísimo que se abre ante nosotros, y la élite nos lleva mucha delantera, deja obstáculos tras de sí, desvíos y cualquier elemento que nos despiste.

Un ejemplo: cuando uno escucha con mente abierta alternativas sobre la identidad de Colón. En cualquier caso, la versión oficial aparece absurda: un don nadie, marinero, se pone a navegar en barco por el Atlántico sin tener una idea precisa del rumbo que va a llevar, y decenas de hombres le siguen como si tal cosa, aunque hubiera un conato de motín (justo cuando se suponía que iban a llegar y aún no divisaban tierra, no antes), y consigue tres barcos después de haberse paseado por varias cortes europeas como Pedro por su casa, un don nadie como he dicho, exponiendo un proyecto fruto de su fantasía. Lo dicho, nos tratan como a niños.
Podría incluso darse el caso de que se contaminaran las teorías conspiracionistas emitiendo teorías plausibles pero falsas.
"...crisis y observación..."

La teoría alternativa a esta que más me gusta propone que Colón vivía con su mujer en Madeira y recibió la visita de un marinero que llegó moribundo desde América con una carabela desvencijada y enfermo. Le entregó cartas, descripciones detalladas, datos exploratorios, de todo, y justo después murió ¿no es una idea muy romántica? No está mal para un grupo de marineros náufragos que tuvieron que pasar semanas o meses a la deriva y arribar al Caribe, para después pasar años allí explorando, trazando mapas y tomando notas en lugar de volver como finalmente hicieron. Así que el amigo Cristóbal siguió paseándose como Pedro por su casa por varias cancillerías europeas, como si no hiciera falta una recomendación altísima, exponiendo "su" proyecto. Pero es que sí hacía falta algo de eso, porque tuvo que camelarse al abad del monasterio de La Rábida para entrevistarse con los Reyes Católicos (los otros reyes debían de ser de pacotilla) y en realidad poder ver a sus consejeros, a quienes no convenció hasta que les enseñó una parte suficiente de la información, o sea que era amplia. El amigo JJ Benítez escribe muy bien, quizás demasiado.

Esto es sólo mi opinión, pero en un mundo dominado por élites, no hay héroes solitarios que provoquen revoluciones de ese calibre, ni siquiera con información privilegiada, -llámense Colón, o Tesla-, sin permiso de esas mismas élites. Prospectiva, amigos, el mundo daba señales de querer cambiar, hacía pocas décadas que un tal Huss les dio un susto (si eso es posible) en forma de conato de protestantismo (que pagaron los checos muy caro, un par de siglos después), estaban empezando a recuperarse de la gran criba humana que supuso la Peste Negra, así que en el Norte de Europa sabían que dejar que alguien dijera en público lo que fuera para después matarlo y dar ejemplo no iba a funcionar siempre. Pensemos que los adelantos técnicos que necesitaban dejar desarrollarse para sus propósitos (y que seguro seguían al minuto) podrían permitir que cualquiera acabase recorriendo el mundo, de modo que prefirieron encabezar la revolución antes de que ocurriera por sí misma, sondearon los territorios sin peligro de salirse del redil para que ver quien lideraría esta exploración, y que se hiciera "pasando por el filtro". Que Portugal enviara una expedición "a lo loco" desde las Azores, en teoría sin mapas ni referencias, me suena más bien a una reivindicación de formar parte del grupo de cabeza, pero sin tomar demasiado la delantera, con lo que se llevó gracias a ello una buena tajada, y dió al proyecto de las élites una apariencia de monopolio menos descarado. A este respecto, la posibilidad de que Colón, como agente de este proyecto, fuera judío, es conspiranoicamente hablando muy atractiva, lo mismo que la red que le proporcionó la información. Respecto a ellos tengo mi propia opinión, pero repito que esto es sólo mi punto de vista, porque a uno siempre le gusta más la verdad según él.

Se desacredita todo esto de muchas formas, como cuando aparece en televisión alguien que pretende defender según qué teorías: suele ser alguien claramente "escogido", nervioso, a menudo desaliñado, que parece leer un guión y se pone a la defensiva cuando le argumentan en contra. No hay que tener miedo en admitirlo, en estas historias hay mucha gente que en el fondo, titubea, sólo tiene fragmentos y da pasos poco seguros, así que admito mis limitaciones de antemano.

Un saludo a todos.